Reseña: Love All Play

Mi opinión sobre “Love All Play” (2022)

Reseña: Love All Play

Estreno esta categoría con un pedazo de drama del que aún no me he recuperado. Espero que disfrutéis mucho de esta categoría, podéis esperarla todos los miércoles aquí mismo, en la web. ¡Comencemos!


★ Sinopsis:

Un drama de romance deportivo que representa la pasión y el afecto por el bádminton de Park TaeJun y Park TaeYang, quienes forman un grupo doble mixto, con jugadores del equipo profesional bádminton.

Park TaeJun, que naturalmente terminó en el mundo del bádminton debido a la empresa de equipaje de bádminton de sus padres, es el hermano de la prodigiosa Park JunYoung, quien tuvo que jubilarse antes de tiempo debido a una lesión. Park TaeJun había empezado a ver el bádminton como un simple trabajo, pero su pasión por él se reinicia debido a un deseo de impresionar a Park TaeYang.

Park Tae Yang es una ex jugadora que tuvo que dejar el mundo bádminton durante tres años debido a un escándalo de soborno, pero tras ver lo miserable que es su vida sin el bádminton decide volver, a pesar del maltrato y rechazo que sufre por parte de la sociedad.

Juntos, Park TaeJun y Park TaeYang luchan por encontrar su pasión por el bádminton y disfrutar de él como lo hicieron una vez, desarrollando sentimientos amorosos entre ellos durante el proceso. Al conocer mejor la situación se dan cuenta de que no todo es lo que parece: ¿realmente renunció JunYoung por una lesión? ¿Es cierto el escándalo de soborno de TaeYang? ¿Conseguirá TaeYang recuperar su puesto como jugadora prodigio?


Plataformas donde verlo: Disney+, Dramacool

Episodios: 16

Duración: 1h (aprox) cada capítulo

Géneros: romance, drama, deporte


Mi reseña (sin spoilers):

¿Cómo os explico que este drama ha entrado de una patada en mi lista de mis 10 dramas favoritos de todos los tiempos? Y pensar que me lo empecé porque me aburría y quería ver a qué se debía todo el hype en las redes por el actor Chae Jong Hyeop (lo he visto y lo he comprendido).

Como he dicho, me lo empecé sin ninguna expectativa, vi unos vídeos en TikTok y me animé a empezármelo. A veces pienso que ver un drama sin expectativas es mucho mejor, así dejas que te sorprenda en vez de decepcionarte porque no cumple con la imagen que te habías creado en la cabeza (os hablo por experiencia, claro). Creo que una de las razones por las que me ha gustado tanto este drama es precisamente eso, no tenía ni idea de con qué me iba a encontrar.

Al principio parece simplemente el típico drama de deporte en el que el protagonista ha perdido la pasión por él, pero gracias a la protagonista vuelve más  fuerte que nunca. En cierto sentido sí es así, pero no me quedaría con eso como la historia principal. Van revelando una serie de problemas entre los personajes principales, que están relacionados por hechos del pasado de la manera más desafortunada posible. Lo que he sufrido por cada uno de los personajes no se puede expresar con palabras. Eran conflictos muy muy realistas y llegaba al punto en el que les entendía a todos tan bien (no porque me sintiera identificada, simplemente porque tenían sentido sus problemas) que se me hizo imposible “elegir un bando”.

Realmente no hay ni buenos ni malos en la serie, hay simplemente personajes que han sufrido mucho y cada uno lidia con ello a su manera. La serie se centra igual en la relación de los protagonistas y en el desarrollo como deportistas de élite, o sea que es fácil que os guste en ese sentido. La relación de los protagonistas no es para nada tóxica, es super sana, madura y bonita y os va a calentar los corazones con mucha felicidad….y dolor. No puedo decir mucho sin spoilers, pero os aviso de que igual que no se puede dejar de sonreír mientras les ves, hay momentos en los que sufriréis tanto que diréis “¿¡Pero esto no era un RomCom de bádminton?!” (o a lo mejor soy yo, que soy una exagerada sentimental).

En cuanto a los personajes, me ha gustado mucho la sinergia como grupo y las historias de los personajes secundarios son preciosas igual. Es un drama muy completo en el que hay romance, relación de familia (padre-hija, madre-hijo, hermanos…), amistad entre chicos, amistad entre chicas…¡de todo! Los protagonistas se enamoran básicamente a la vez, cosa que a mi personalmente me gusta más, y las parejas secundarias me interesaban tanto como la principal.

Siguiente cosa que quiero comentar: actores. Había oído hablar de Chae Jong Hyeop como el “Potato Boy” en Nevertheless, y que todo el mundo estaba desesperado por ese chico. Os entiendo ahora, creedme que sí. A parte de que es un actorazo de 100, me parece que este papel le va como anillo al dedo. Las escenas felices, las tristes, las de enfado, frustración, desánimo, lo ha clavado absolutamente todo, me han entrado ganas de verme sus otros trabajos y de esperar con ansias los futuros. Además, permitidme un momento fangirl para decir que me encanta su sonrisa! Para derretirse, nada más.

A la protagonista, Park Juhyun, no la conocía. Sabía que actúa en “Extracurriclar” y que su personaje ahí no es muy querido por el público, pero creedme que en este drama es para darle un abrazo a su personaje! También estaré atenta sus próximos proyectos (¡han confirmado uno con Kim Minjae!) porque me ha encantado su forma de expresar las emociones!

Creo que me extendido mas de la cuenta, así que mejor acabar aquí. En resumen: un drama con el que os vais a reír, vais a llorar, vais a sufrir por los personajes pero todo va a merecer la pena porque tiene un final muy bonito y feliz. Si habéis llegado hasta aquí supongo que no os extrañará mi puntuación.


Puntuación: 10/10


Nabi de K-PopMag